¡¡¡Vade retro reválidas!!!

​Si hace unos pocos días escribía sobre los deberes, hoy toca hablar de las reválidas…. ¡Qué bonitos son los inicios de curso!

Esta en boca de todos a los que nos salpican en mayor o menor medida los planes de estudio (me encantaría tomarme un café con uno de esos eruditos que los redactan y que me explicasen en que se basan para hacerlos), las nuevas reválidas que entraran en vigor, o eso se supone, en el presente curso…

Desde “arriba” nos dicen que en otros países se están haciendo desde hace años y los resultados son fantásticos. También se hacen planes de bilingüismo en otros países y el resultado es bien diferente al de España, pero este es un tema que abarcaré en otro momento con más calma.

A pie de calle, la gente está crispada y solo ven en las reválidas, el Satanás de la educación.

En mi modesta y más personal opinión: las reválidas no solo no favorecen el proceso educativo, perjudican el proceso educativo de una forma colosal. 

¿En que baso para hacer una afirmación tan rotunda?  Trataré de explicarlo, no de convencer: que cada uno piense lo que considere de una forma libre y sobre todo crítica.

¿Quien no recuerda haber estudiado la tabla periódica? Venga querido lector, tomate unos segundos para recordar las siglas del argón y su peso atómico. Si lo recuerdas, felicidades eres una de las pocas personas que aún lo sabe. Si no lo recuerdas, no te preocupes: fuimos muchos los que nos dejamos los codos en memorizar la tabla periódica y unos meses después de haber vomitado nuestro conocimiento sobre el examen, no recordamos nada más que unas cuantas siglas, en el caso del argón, Ar con un peso atómico de 18. Igual que MEMORIZAMOS la tabla periódica y unos meses mas tarde lo olvidamos, nos sucedió lo mismo con cientos de cosas. Esto solo quiere decir que los exámenes no son el mejor recurso para evaluar el conocimiento. Más bien miden la capacidad memoristica y de concentración, pero no la adquisición de conocimientos y destrezas, o al menos, no por lo general.

Entre mis años como estudiante y los de profesor, creo que tengo experiencia más que suficiente para decir que la mayor parte de los profesores se centran más en la obtención de buenos resultados cuando hay una de las denominadas como “pruebas externas” que en la auténtica adquisición de conocimientos. Ahora es cuando más de un compañero de profesión se lleva las manos a la cabeza y piensa que me he vuelto loco. A ti, compañero: nunca has escuchado en las reuniones eso de… “desde mayo hay que centrarse en la prueba” y ves como los contenidos de ese curso pasan a un segundo plano o se les hace ingerir a los alumnos todos los conocimientos del curso en seis meses, para dejar los últimos de preparatoria… ¿Cuántas veces en cambio se escucha “voy a dedicar una semana más a la división de decimales porque siguen sin tenerlo claro”? 

Por último, viene el plato fuerte. A la hora de elegir centro, si ves que en los últimos años los resultados en las evaluaciones externas (datos que se hacen públicos) de un centro están por debajo de la media, ¿matricularías a tu retoño en ese centro? Pues esto es lo que está pasando: los centros con peores calificaciones son los que reciben a los alumnos con un nivel curricular más bajo sin importar los medios que hayan usado los otros centros para obtener una mejor puntuación o si realmente los alumnos han adquirido las competencias propias de la etapa.

Mi solución.

¿Queremos asegurar la calidad de la enseñanza? Perfecto, contratemos más inspectores para que puedan entrar en las clases y orientarnos en los aspectos que hay que mejorar. Un inspector en pocas ocasiones es alguien que te trate de hacer la vida imposible. Yo solo he recibido una visita y al final de la reunión me felicitó y me dijo que siguiera así.

¿Queremos evaluar el aprendizaje de los alumnos? Perfecto también, busquemos actividades y tareas que nos permitan conocer el estado de su conocimiento y no solo su capacidad para memorizar.

Y hasta aquí mi opinión. Ahora cada uno es libre de opinar lo que quiera y de, si así lo considera oportuno, publicar su opinión que para eso esto es un blog 😉

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on VKEmail this to someone

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *