Objetivo: elegir la mejor actividad extraescolar

Comienza el curso y con él, la eterna pregunta ¿a que apunto a mis hijos?

Hoy en día, la oferta de actividades extraescolares que nos encontramos es realmente amplia, abarca actividades deportivas, idiomas, refuerzo en alguna materia específica, robótica,…

Mi primer consejo como docente, es no sobrecargar de actividades a los niños. Ya pasan suficientes horas sentados en una silla en el colegio, como para meterles otras 3 horas más entre inglés, natación, deberes,…. Los niños, son niños y lo primero que necesitan es tiempo libre, para desarrollarse como personas y que en el futuro sean más autónomos.

567995117_1280x720Dicho esto, una de las cosas más importantes (por no decir la más importante) que debemos valorar es lo que le gusta realmente al peque: todos estamos cansados de ver casos en los que el padre es un fanático del fútbol y arrastra a su hijo dos días en semana a darle patadas al balón sin haberle preguntado si es lo que le gusta hacer realmente o sin haberle permitido probar otras actividades. En la misma línea encontramos a esas familias que quieren que sus hijos sean en nuevo Beethoven y le apuntan a clases de piano… Si la niña o el niño en cuestión elige la actividad de forma libre y le gusta realmente, no verá la actividad extraescolar como una obligación. Hay que recordar que conlas actividades extraescolares el primer objetivo debe ser que el niño se lo pase bien.

Otro punto a tener en cuenta, son las capacidades de los hijos: no tiene lógica apuntar a la peque de la casa a pintura si en lo que es realmente buena, es en el campo de las letras. En este sentido es fácil rescatar las (tan de moda en los últimos años) “Inteligencias Múltiples” de Gardner, metodología que estudia cuales son las habilidades más destacadas de cada sujeto, para potenciar específicamente éstas. Por poner un ejemplo, es como si a Rafael Nadal, le pidieran que programase videojuegos: se estaría perdiendo su enorme talento como tenista.

La última de las claves a  la hora de elegir la actividad extraescolar, es la metodología que van a usar en las clases: no es lo mismo pedirle a un niño de 8 años que haga 3 largos a braza en la piscina, que decirle que entre todos tienen que llevar a los polluelos con mamá pata y para ello lo tienen que hacer nadando a braza. Hoy en día la educación ha cambiado con respecto a lo que nosotros hemos vivido; y es en las actividades extraescolares donde más se debería ver este cambio ya que las normas por las que se rigen son mucho más flexibles que en la educación reglada.

Espero que esta entrada ayude a los padres que en estos días se debaten entre gimnasia rítmica, chino, robótica y taller de matemáticas 😉

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on VKEmail this to someone

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *